VOLVER A LA PRIMERA PÁGINA

CASA ESCRITURA - EMPRESA DE TRADUCCIONES  Y SERVICIOS LINGUISTICOS
Servicios profesionales de corrección, redacción y traducción de textos
¿QUIÉNES SOMOS?
Bienvenida
Contacto
SERVICIOS
Corrección
Redacción
Traducción
ASESORÍA
Crítica Literaria
Reescritura
¿Quiere recibir gratuitamente nuestro BOLETÍN?

Indique su correo electrónico


 Dudas 

SUMARIO

Ortografía 

Estilo

Acerbo/acervo

A donde, Adonde, Adónde

A parte, Aparte

Bianual/bienal

Etcétera

Idiosincrasia

Incautar

Novel/Nobel

Ojear/hojear

Porque, por que, porqué, por qué

Rayar/Rallar

Rumania/Rumanía

Tailandia

A nivel de

Algunas consideraciones sobre el infinitivo

*Bajo ese punto de vista

Barajar

Cara a/de cara a

Deber de + infinitivo/deber + infinitivo

En base a (una cuestión de estilo)

Historia/historia

Las horas

Los sustantivos femeninos

Sustantivo+a+infinitivo

 

 

Acerbo/acervo

Debido a su idéntica pronunciación, estas dos palabras pueden a veces llevarnos a confusión. Pero la verdad es que no tienen nada que ver la una con la otra, ya que "acerbo" es un adjetivo que significa "áspero al gusto, o riguroso, cruel, intenso, desapacible" como sería el caso del siguiente ejemplo: "recibió una crítica acerba por parte de los medios de comunicación"; y, por el contrario, "acervo" tiene el significado de "un montón de cosas o conjunto de bienes materiales o espirituales poseídos por un grupo", un ejemplo de este último caso sería el siguiente: "Sus obras contribuyeron a enriquecer nuestro acervo cultural". [Sumario]

A donde, Adonde, Adónde

Adonde. Es un adverbio relativo y, por tanto, hace referencia a un lugar del que se ha hablado con anterioridad (y que cumple la función de antecedente). Además, el adverbio indica claramente dirección hacia ese lugar. Lo vemos, por ejemplo, en la siguiente frase: “La discoteca Sensación es adonde iremos mañana”, en esta frase la función de antecedente la cumpliría “La discoteca Sensación” que es la palabra a la que nos referimos.

A donde. En el caso de que no tengamos un antecedente explícito en la frase usaremos, preferiblemente, la forma separada de este adverbio. Sería, por ejemplo, el caso de la siguiente frase: “Pedro puede ir a donde quiera, no necesita permisos”. Aquí podríamos matizar que en esos casos sería preferible usar la forma separada, no obstante tampoco incurriríamos en un error grave si usásemos en la anterior la forma no separada “adonde”.

Adónde. Con tilde “adónde” funciona como adverbio exclamativo o interrogativo. Puede aparecer en las interrogativas directas, por ejemplo, “¿Adónde vas, Juan?” o en las interrogativas indirectas, “Me gustaría saber o dime adónde vas a ir, Juan”. [Sumario]

A parte/Aparte

A parte. Se trata de una combinación de la preposición “a” y del nombre “parte”.  Por tanto, se usa en frases como “sólo aprecié, de verdad, a parte de mis compañeros de clase”. Además, en estos casos, siempre podemos intercalar en la frase para estar seguros de cuál es la grafía correcta el artículo “una”: “una parte de mis compañeros de clase”, ya que parte es un nombre femenino.

Aparte. Además de como adverbio, por ejemplo, “podías poner eso aparte”, esta palabra puede funcionar también como un adjetivo invariable, sería el caso, por ejemplo, de la siguiente frase: “tú eres, sin duda, un caso aparte”. Por último, a veces este adjetivo aparece sustantivado, un ejemplo de este uso lo tendríamos en la siguiente frase: “el actor hizo un aparte para explicarle al público el argumento de la obra”. [Sumario]

A nivel de
El auge de esta locución prepositiva se debe, en parte, a que quienes la utilizan en sus escritos creen que les proporciona cierto aire cientificista, serio o academicista. No obstante, esta locución significa propiamente “a la altura de”, y es que la palabra “nivel” nos indica sobre todo la medida de una cantidad con respecto a una escala. Por eso, esta locución está muy bien empleada en frases como las siguientes: “Me gustaría vivir al nivel del mar” o “La grúa elevó la viga al nivel de la azotea”. Pero actualmente se ha extendido su uso a casi cualquier contexto, incluso a los que nada tienen que ver con su significado original, cuando la realidad es que contamos con numerosas preposiciones o locuciones preposicionales más claras y precisas para expresar estos otros significados (no literales) como son: en, entre, en cuanto a, por lo que se refiere, en el ámbito de, desde el punto de vista de, en el aspecto de... y con los que podemos evitar usos como el siguiente que más bien denotan una prosa pobre y un tanto confusa: “La noticia fue muy comentada a nivel de los periodistas”, en su lugar podríamos haber dicho “La noticia fue muy comentada entre los periodistas”, o este otro: “A nivel de salud te encuentro muy bien”, cuando una opción más correcta es por ejemplo: “En lo que respecta a la salud te encuentro muy bien”. [Sumario]
 
Algunas consideraciones sobre el infinitivo
El empleo cada vez más frecuente en los medios de comunicación de un infinitivo para iniciar un discurso hablado o escrito, se puede considerar incorrecto en casos como el que sigue: *“En primer lugar, comentarles que no he podido venir antes porque me ha surgido un imprevisto.” Este uso en el que se ha elidido el verbo principal responde probablemente a una cuestión de economía del lenguaje. Pero debemos tratar de evitarlo, puesto que entraña un empobrecimiento de nuestra lengua. Y es que, en español, la oración debe incorporar siempre que pueda una forma verbal conjugada, así en la frase anterior lo correcto hubiera sido que escribiésemos: * “En primer lugar, voy a (o tengo que, deseo, quiero...) comentarles que no he podido venir antes porque me ha surgido un imprevisto”. [Sumario]

*Bajo ese punto de vista

No debemos utilizar esta expresión, lo aconsejable y recomendable es que digamos “desde ese punto de vista o, como mucho, a través de ese punto de vista”. Otras opciones de las que disponemos en nuestra lengua para expresar lo mismo son: “desde o a través de este prisma” y también “desde o a través de esta óptica”. [Sumario]

Barajar 
 
Aparte del sentido propio de mezclar entre sí las cartas de una baraja antes de repartirlas, existe también un uso figurado que consiste en manejar diferentes (cifras, datos, posibilidades...) en un estudio o exposición, por lo que resulta totalmente incorrecto utilizar este verbo refiriéndonos a un solo objeto. De ahí que podamos decir "Estamos barajando varias posibles opciones", pero que sea totalmente incorrecto que digamos frases como *"Estamos barajando la hipótesis de escribir un informe sobre este tema". [Sumario]
Bianual/bienal
El significado de estas palabras que se asemejan en su grafía es bien distinto, por lo que para evitar confusiones aprovechamos para recalcar que mientras que Bianual “es lo que sucede dos veces en el año”; Bienal “es lo que sucede una vez cada dos años”.  [Sumario]

Cara a/de cara a

Se trata de dos usos que en la mayoría de los casos es mejor evitar. Indudablemente es más correcto decir “para” en frases como la que sigue: “¿Qué vas a hacer de cara a solucionar este problema?”, hubiera sido mejor que dijésemos directamente: “¿qué vas a hacer para solucionar este problema?”. [Sumario]

Deber de + infinitivo/deber + infinitivo

Deber + infinitivo implica obligación, mientras que deber de + infinitivo indica probabilidad, suposición o falta de certeza. Varios ejemplos pueden sin duda mostrarnos lo anterior: “Marta debe estudiar toda la lección 6 si mañana quiere aprobar” marcaría obligación. En cambio, si lo que queremos es señalar probabilidad podríamos decir: “este fin de semana debe de hacer buen tiempo porque me parece recordar que el telediario anunciaba buen tiempo para todo el mes”. [Sumario]

En base a (una cuestión de estilo)
 
Esta expresión que ha sido frecuentemente utilizada en el lenguaje forense ha pasado luego a otros ámbitos, y debe su auge, en parte, a que quienes la utilizan en sus escritos creen que les proporciona cierto aire cientificista, serio o profesional, de ahí su abundancia sobre todo en los textos técnicos; no obstante se equivocan porque es más culto, correcto y sencillo decir “basándose o basándonos en” o incluso “sobre la base de” que, por el contrario, “en base a”. Veamos, si no, un claro ejemplo “el juez condenó al reo en base a los hechos”, perfectamente podríamos haber dicho en su lugar “el juez condenó al reo basándose en los hechos”.  [Sumario]

Historia/historia

¿En caja alta o en caja baja? La verdad es que este sustantivo debe empezar por mayúscula, aparte de cuando empiece una frase, cuando designe la disciplina académica correspondiente, por ejemplo, “me voy a clase de Historia”, en cambio, en todos los demás casos la palabra historia irá en minúscula o lo que es lo mismo en caja baja. [Sumario]

Las horas

Casi todos los libros de estilo recomiendan que escribamos mejor las horas con números y, sobre todo, que debemos separar las horas de los minutos por un punto. No por dos puntos ni por una coma, así que, por ejemplo, diremos: “son ahora las 5.15”. [Sumario]

Etcétera
Esta palabra significa “y demás o lo demás”. Por ejemplo: “perros, gatos y etcétera”. No debemos olvidar que la abreviatura de esta palabra es “etc.”, y que termina con un punto, no con dos ni tres (que suele ser un error habitual fruto tal vez de combinar este recurso con otro que tenemos para indicar que la enumeración continúa, y que consiste en poner tres puntos suspensivos (...). En cuanto a la abreviatura “etc.”, suele ir precedida por un listado de términos separados por comas. Veamos un sencillo ejemplo: “Saqué del bolso mis gafas de sol, mi pintalabios, mi monedero, etc.”. Esta palabra suele cerrar siempre una frase o un párrafo por lo que empezaremos la siguiente frase con mayúsculas. Por último, señalar que no es aconsejable la redundancia “etc., etc.” en nuestros escritos. [Sumario]
Idiosincrasia 
 
El diccionario de la RAE define esta palabra como “Rasgos, temperamento, carácter, etc., distintivos y propios de un individuo o de una colectividad”. No obstante, esta curiosa palabra da pie a numerosas equivocaciones hoy en día tanto en su pronunciación como  en su grafía, algunas de ellas son decir y escribir por ejemplo *indiosincrasia, *ideosincrasia, *idiosincracia... Por último añadir que como adjetivos derivados de idiosincrasia, que no olvidemos: es la forma correcta, disponemos en nuestra lengua de “idiosincrásico” e “idiosincrásico”. [Sumario]
 
Incautar
 
Este verbo rige la preposición “de”, por lo tanto, no diremos, por ejemplo, “*la policía incautó una partida de coca en su última redada ”, sino que, por el contrario, diremos, con el fin de hablar y escribir con la debida propiedad: “la policía se incautó de una partida de coca en su última redada”. [Sumario]

Los sustantivos femeninos que comienzan por "a/ha" tónica se construyen con "el/un" y "algún/ningún"

Las formas masculinas "el" y "un", y potestativamente, "algún" y "ningún" preceden a los nombres femeninos que empiezan por "a" o "ha" tónicas; y debemos, por tanto, decir: "el área de servicio", "un águila roja", "el alma de los poetas". No obstante, esta regla se aplica solo cuando se dan las anteriores combinaciones lingüísticas, pero cuando sean otros los determinantes que precedan a dichos sustantivos que comienzan por "a" o "ha" tónica, como es el caso de "cuya, otra, cierta, mucha, esta , esa, aquella..." ante palabras como "área, águila, alma...", habrá concordancia y diremos: "esta área de servicio", "esa águila roja", "aquella alma", etc. [Sumario] 
 
Novel/Nobel
La diferencia entre estas dos palabras es que la primera, “novel”, es un adjetivo que significa que “alguien comienza a practicar un arte o una profesión o que todavía tiene poca experiencia en dicha arte o profesión”. De hecho, un sinónimo de esta palabra sería “aficionado o amateur”. Por lo demás, solo hay que añadir que se trata de una palabra de pronunciación aguda.
En cuanto a “Nobel”, por el contrario, es una palabra de pronunciación llana que el Diccionario de la RAE define así: “Premio otorgado anualmente por la fundación sueca "Alfred Nobel" como reconocimiento de méritos excepcionales en diversas actividades”. De esta manera y a modo de ejemplo, podríamos decir que “Piluca es una escritora novel que todavía no ha publicado ningún libro; pero que García Márquez es un escritor consagrado que recibió el premio Nobel de Literatura en 1982”.  [Sumario]

Ojear/hojear

Ojear significa “dirigir los ojos para mirar a alguna parte o también lanzar ojeadas, mirar por encima”, mientras que hojear equivale a “pasar hojas”. De hecho, un ejemplo del primer caso lo tendríamos en la frase siguiente: “me gustaría ojear al vecino de enfrente”, y un ejemplo del segundo caso en esta otra frase: “estoy hojeando mi libro preferido en busca de una cita para amenizar mi conferencia del sábado”.  [Sumario]

Porque, por que, porqué, por qué 

Porque, sin acento y todo junto, funciona como conjunción causal, y marca una relación causa-efecto. De alguna manera respondemos a una pregunta explícita o implícita. Este uso lo encontramos en la siguiente frase por ejemplo: “Soy así porque me gusta”.
 
Por que, sin acento y separado, responde a la combinación de la preposición “por” y el relativo “que” que a su vez se corresponde con “por el cual, por la cual, por los cuales, por las cuales”. Lo vemos, por ejemplo, en la siguiente frase: “El motivo por que llegué tarde fue el paro de trenes”. También aparece a menudo después de algunos verbos que rigen “por” como “rezar”, “brindar”, “rogar” y otros, es el caso de “Brindo por que te vaya bien”, por ejemplo.
 
Porqué, junto y con tilde, es un nombre masculino que significa “causa, motivo o razón”, con este uso lo vemos en la siguiente frase: “Quiero saber el porqué de tu comportamiento”. Aquí debemos tener en cuenta que al ser un sustantivo podemos verlo o ponerlo también en plural y así tendríamos una frase como la que sigue: “Quiero saber los porqués de tu comportamiento”. 

Por qué, separado y con tilde, está compuesto por la preposición “por” y el pronombre interrogativo y exclamativo “qué” y su uso se corresponde con la interrogación directa o indirecta: “¿Por qué eres así?”, o "Me gustaría saber por qué eres así". [Sumario]

Rayar/rallar

Estos dos verbos homónimos se diferencian en que el primero de ellos, el que se escribe con “y”, significa “hacer rayas o líneas, o señales largas y estrechas”, mientras que el segundo lo podríamos definir “como desmenuzar con un rallador”. Por eso, diremos, por ejemplo, para ilustrar el primer caso “que hemos hecho una magnífica raya de color rojo en nuestro cuaderno preferido” o, en el caso del segundo significado, “que ya tenemos listo el queso rallado para la lasaña”. Por cierto, con la grafía “y” también encontramos otro significado, el del sustantivo femenino “raya”, que sirve para designar, según definición del DRAE, “a un pez selacio muy abundante en los mares españoles”. [Sumario]

Rumania/Rumanía 

Son correctas las dos formas para designar el nombre de esta nación europea. La primera forma es la más utilizada por la Academia, y se apoya en la analogía con otros nombres geográficos (como Alemania o Albania). Pero la segunda forma, la acentuada, tampoco carece de apoyo analógico (Turquía, Oceanía, Etiopía...), y hasta la fecha es la más usada, además cuenta con una ventaja, la de diferenciarse claramente de otro término que es “la Romania”, el cual se utiliza para designar al conjunto de territorios de las lenguas románicas. [Sumario]

Sustantivo+a+infinitivo

Esta formación (sustantivo+a+infinitivo) la encontramos en numerosísimas expresiones. Algunas de ellas podrían ser las siguientes: *"Camino a seguir", "problema a resolver", "error a evitar", "asunto a tratar", etc.
Se trata de un calco del francés que con paso del tiempo se ha ido imponiendo en nuestro idioma. Podemos añadir que esta construcción posee cierta utilidad para asuntos bancarios, comerciales o administrativos, donde, por otra parte, ya está asentada. Su brevedad y claridad son casi insuperables, así que damos el visto bueno a expresiones como: “cheque a ingresar”, “cantidad a percibir”... Pero recordemos que para otros contextos es mejor sustituir la “a” por un “que” o por una "perífrasis de obligación" del tipo: deber+inf/haber de+inf/tener que+inf... Y tendríamos entonces expresiones como las siguientes: “un asunto que tratar”, “una opción que debemos considerar”, etc.
[Sumario]

Tailandia

El nombre de esta nación asiática, que antiguamente se denominaba Siam, es en español “Tailandia”, por lo que sería totalmente incorrecto que escribiésemos *Thailandia, con la grafía “Th”. Y el adjetivo derivado de esta palabra, lo encontramos en la forma: “tailandés”. [Sumario]

 

VOLVER A USOS
Volver a Usos
SECCIONES
Noticias
Usos y Dudas
Diccionario
Biblioteca
Directorio
Ocio
 
ENCARGOS
Tarifas
Modo pago
Proceso

 

Símbolo de sitio mejorado para el acceso de usuarios discapacitados - Centro Nacional para Medios Accesibles.

  
CasaEscritura - Boletín - Tel.: (0034) 651.50.10.66 - Opinar - contacto@casaescritura.com